Ser madre joven...y soltera

Embarazos adolescentes que no son planeados se han convertido en situaciones muy frecuentes y de alta preocupación en Colombia. Estas jóvenes confrontan muchos problemas para los que aún muchas no están preparadas al tener a sus niños, pues la falta de dinero, poca experiencia y en algunos casos sin apoyo por parte de la familia, hacen que criar un bebé no sea algo fácil.

Salí a los 15 años del colegio, me dediqué a viajar esperando entrar en la universidad. A los 18 años ingresé en la Universidad de Caldas, estudié un semestre. Al finalizar, tenía planes de cambiarme de carrera, ya que siempre tuve interés por el área de la salud. Después de finalizar primer semestre, conocí a quien consideré apropiado para mí. Al llegar de viaje, ya que estuve por fuera de Manizales un mes, me encontré de nuevo con el chico que días antes me había llamado la atención. Después de cuatro meses de relación tuve un retraso, me hice tres pruebas de embarazo y todas salieron positivas, al enterarme lloré por horas, mientras tanto mi pareja me decía que la decisión que tomara la respetaría, ya que era mi cuerpo. Al estar en esa situación pasaron mil cosas por mi cabeza: aborto, adopción, tenerlo pero... la crianza (si aún uno es inmaduro, loco y está aprendiendo a vivir), Mi madre es cristiana, por lo tanto sus creencias la hacen convertirse en una persona demasiado conservadora, y mi papá bastante rígido ya que es policía. Por lo tanto, no sabía qué hacer.