Te deseo todo lo feliz que finges en redes sociales

Actualizado: abr 25


Según estudio de We Are Social para este 2019 Facebook cuenta con cerca de 2.271 millones de usuarios activos, YouTube 1900, WhatsApp 1500, FB Messenger con 1300 e Instagram cuenta con nada menos que con 1.000 millones de usuarios activos al mes en todo el mundo. Además quedó claro que el 40% de la población mundial son usuarios activos digitales. Esta nueva era ha permitido transformar en gran medida la comunicación interpersonal, definitivamente para muchos las redes sociales son la herramienta que te acerca a las personas que están lejos pero aleja a las personas que tienes a tu lado. Lo que sí está claro es que todos lo que manejan cotidianamente alguna red social son una especie de “influencers” o al menos se creen, así no cuenten con millones de seguidores y mucho menos likes.


Entramos al mundo de exhibicionismo mediático, es decir la necesidad de proyectar lo mejor de sí todo el tiempo, así ese éxito no sea el esperado o no les este de la verdadera felicidad que están mostrando, seguramente ya tienes alguien en mente porque los hay por montones. Los estudios señalan que en las redes sociales tendemos a mostrar lo mejor de nosotros mismos, una forma de buscar la aprobación de los demás, publican cómo se levantan, cuándo hacen deporte, Cómo está el día, su outfit, la cena (mientras sea el mejor plato para presumir), qué hacen, dónde viajan y en los peores casos con quién duermen. Aunque en algunas ocasiones no faltan las publicaciones con necesidad de atención, donde divulgan su estado de ánimo o inestabilidad amorosa para entablar conversaciones con otros.


Ha crecido el miedo al rechazo virtual, dónde “si no público lo que vivo, no soy importante para la sociedad”. Aunque esta tendencia no es del todo superficial, según expertos de la psicología las redes sociales han permitido solucionar varios inconvenientes que muchas personas tenían para exteriorizar, sintiéndose antes incompletos, aislados y con dificultades sociales para luego tener la mejor manera de avanzar y conectarse con el simple hecho de actualizar su estado en Facebook, incluso si nadie les presta atención.


Es importante manejar la red social de manera responsable, pensar antes de publicar teniendo en cuenta las cuestiones de seguridad. Además es recomendable buscar la estabilidad emocional en nosotros mismos, con el fin de regular nuestras emociones y así no perder el control sobre ellas. Comunicarnos de manera directa y disfrutar cada momento que vivimos sin preocuparnos sobre el resto del mundo que no está presente. La verdadera felicidad llega cuando nosotros decidimos ser felices.


Por:EventosManizales

0 vistas
SÍGUENOS
  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • White Instagram Icon
  • YouTube B&W

© [2017-2018"] "Eventos Manizales"]

Fotografía-Agustin Salvar